¿No habrá aterrizaje en 2023?

30 enero 2023

Europa | UE | estrellas | amarillo | azul | Euro
Monthly House View - Febrero de 2023 - Descargar aqui

En julio de 2022, en pleno pico de pesimismo, la palabra “recesión” apareció más de 50.000 veces en artículos de Bloomberg. Entre los últimos 12 y 14 meses, hemos asistido a revisiones invariablemente negativas de las previsiones macroeconómicas y el consenso ha realizado revisiones a la baja del crecimiento de forma sistemática en 2022 y 2023, y a mayores niveles de inflación. Sin embargo, al cabo de un tiempo, el ímpetu se frena y se invierte. La verdadera cuestión es si hemos llegado o no a ese punto de inflexión. 

En 2023, el consenso apunta a un “aterrizaje sin sobresaltos” de la economía mundial, con desaceleración, pero sin recesión. ¿Es creíble de verdad? ¿El riesgo no es más bien que no haya aterrizaje? Puede darse el caso de que el crecimiento se acelere a un ritmo mucho más rápido de lo previsto debido al impulso de China y a unos niveles de consumo más sólidos en EE. UU. por la desinflación. De hecho, Europa roza la recesión, pero puede que el primer trimestre depare sorpresas, gracias a estos factores y a un invierno menos duro de lo esperado.

¿Será esto suficiente para resolver todos nuestros problemas, especialmente, los causados por las subidas de los tipos de interés y la inflación?

Solo en parte, ya que, en el entorno actual, parece que las subidas de los tipos de interés están tardando más en repercutirse en la economía real de lo que observado históricamente y su impacto será probablemente menos extremo: 

  • Así, la mayoría de los hogares estadounidenses y de la zona euro se han endeudado a tipos fijos a largo plazo y, por lo tanto, no se ven afectados por la subida de los tipos de interés hipotecarios. Aunque los tipos hipotecarios a 30 años en EE. UU. han subido del 3,5% anterior a la COVID-19 al 6,5% actual, solo el 10% de los hogares tiene préstamos a tipo variable (frente al 35% antes de la crisis de 2008).
  • Además, el nivel de endeudamiento de los hogares es inferior al de antes de la pandemia (un 66% del PIB frente a un 85% en 2008).
  • El mercado laboral también sigue siendo favorable. Con una tasa de desempleo estadounidense del 3,5%, ¡se ha vuelto a los niveles de cuando el hombre pisó la luna por primera vez!
  • Las empresas emisoras de bonos de EE. UU. y Europa se verán sometidas a menos presiones a la hora de reembolsar las deudas que vencen este año.

En cuanto a la inflación, la situación mejorará. Nuestra hipótesis tiene forma de raíz cuadrada: a corto plazo, la inflación puede descender mucho más rápidamente de lo previsto en lo que respecta a los factores más volátiles (energía, etc.), como consecuencia de los efectos de base, un invierno más suave en Europa, mayores niveles de oferta (reapertura de China) y ligero descenso de los niveles de demanda en los países desarrollados. Con el tiempo, sin embargo, nuestra opinión es que la inflación se estabilizará en un nivel mucho más alto que el previsto por los bancos centrales. Aunque es muy probable que, en los países emergentes (excepto China), los bancos centrales empiecen a bajar sus tipos de interés directores este año, también es probable que en Europa y EE. UU. también suavicen su tono restrictivo en materia de tipos de interés.

El factor clave sigue siendo China, que, a pesar de cierto endeudamiento a largo plazo, está en proceso de apertura con un importante potencial de consumo interno a corto plazo. Por ejemplo, los turistas chinos son los mayores consumidores a escala mundial: en 2019 consumieron el doble que los turistas estadounidenses. Actualmente, estamos muy lejos de los niveles de potencial anteriores a la crisis. Sabemos por las encuestas que los chinos tienen intención de tomarse muchas más semanas de vacaciones de lo habitual en el periodo vacacional del Año Nuevo chino y podrían empezar a aumentar considerablemente su nivel de consumo, al igual que los estadounidenses y los europeos cuando terminaron los confinamientos. La capacidad manufacturera de China volverá entonces a niveles normales y debería dar impulso a la economía mundial.

 

Important information

Monthly House View, 20/01/2023 - Extracto del Editorial

30 enero 2023

Para leer también

Launch of Banking Insider, a new Indosuez podcast

El año del Dragón de Madera

¿Serán las elecciones presidenciales el mayor desafío de 2024?