Nuestra historia en Mónaco

Un legado internacional

La historia del grupo Indosuez, desde la creación de la Compagnie Universelle du Canal Maritime de Suez en 1858 a la de Banque de l’Indochine en 1875, tuvo desde su origen una visión internacional. Habla de Europa, Asia y Oriente Medio y de apertura al mundo, a imagen del principado.

En nuestro territorio, todo empezó con la creación en 1922 del banco Crédit Foncier de Monaco por Real Orden del príncipe Luis II, gracias al apoyo de varios inversores monegascos y del impulso de dos personalidades del principado: Henri Marquet, ingeniero eléctrico al mando de la Sociedad de Estudios para la Expansión Económica del Principado, y Charles Berragain, vicepresidente de la Caisse Centrale des Banques Populaires de Francia.

Indisolublemente ligada al auge del Principado, la historia de la entidad desde ese periodo da fe de aproximadamente un siglo de compromiso mutuo entre Mónaco y la entidad que se convertiría en CFM Indosuez.

Una tradición de excelencia

Nuestra historia evolucionó con la convergencia con otras entidades excepcionales, para servir cada vez mejor a nuestros clientes.

Efectivamente, Banque de l’Indochine se convirtió en accionista junto con varias grandes familias monegascas a finales de la década de 1960 y luego pasó a ser Banque Indosuez en 1975, lo que dio lugar a nuestra vinculación al potente grupo Crédit Agricole en 1996.

A continuación, hubo otras fusiones, esta vez en el ámbito local:

  • la sucursal de la Banque Sudameris en Mónaco en 2004;
  • las actividades monegascas de Citibank y de Crédit Lyonnais en 2004;
  • HSBC en 2016, gracias a un acuerdo para recibir a sus clientes en Mónaco.

En la actualidad, nuestra historia está vinculada a la de otras entidades de gestión patrimonial del grupo Crédit Agricole en todo el mundo dentro del grupo Indosuez.